Renuncia Arturo Martínez por injurias a profesores de filosofía

Santiago de Chile, 9 de septiembre de 2011

Sr. Arturo Martínez Molina

Central Unitaria de Trabajadores

PRESENTE

 

La Red de Profesores de Filosofía de Chile, REPROFICH, asociación que agrupa a 130 profesores secundarios de filosofía de todo el país, le expresa su más profundo repudio y desagrado por los dichos referidos a los docentes de filosofía. Motivan esta carta sus expresiones en entrevista de Radio Cooperativa el día 31 de agosto (www.cooperativa.cl) donde señaló, refiriéndose a los “encapuchados” que desvirtúan las manifestaciones públicas, que tras estos hechos delictuales se encontrarían “los profesores de filosofía, que les meten porquerías en la cabeza” a los estudiantes.

Sus términos falsos, injuriosos, burdos y torpes son una demostración grosera de falta de juicio y comprensión de la realidad, que lo inhabilita para seguir ejerciendo la conducción de la CUT. Es indignante que un supuesto representante de los trabajadores ocupe espacios mediáticos para enlodar el trabajo serio y comprometido que miles de profesores de filosofía realizan en todo el país. La gravedad de la situación es mayor si consideramos que como trabajadores de la educación adscritos al Colegio de Profesores, pertenecemos a uno de los gremios más relevantes “asociados” a la CUT. ¿No le parece suficiente que la  Concertación haya reducido la filosofía en el ámbito escolar para que además sus palabras desinformen y confundan más a la opinión pública?

¿Qué pretende con sus palabras?, ¿Sus dichos sólo son fruto de la ignorancia y el prejuicio?, ¿A quién sirve y a quién pertenece Arturo Martínez?

Sus mal hilvanadas expresiones no sólo nos hieren como docentes, sus dichos también son ofensivos para todos los profesores y estudiantes que defienden la Educación Pública, así como a sus padres, apoderados y a toda persona que posee racionalidad y conciencia digna.

Los Profesores de Filosofía y todos los educadores, hemos dado testimonio de que antes del cuidado de nuestros intereses particulares, hemos dedicado nuestras vidas a la formación de los espíritus de la niñez y de la juventud, cuyo fruto, entre otros muchos, se visualiza en el actual movimiento estudiantil.  En medio de los peligros, injusticias y tratos humillantes que hemos padecido, más que actuar con bajeza e indignidad,  preferimos vivir sin privilegios, pero también sin arrastrarnos frente a quienes detentan el poder de turno para recibir sus migajas.  La agresión que hemos recibido de  parte de un dirigente sindical es de quien menos la merecemos ni habríamos esperado. No obstante, Ud. llevará consigo la iniquidad y la infamia a que  la verdad lo condena.

En el momento crucial que vive el país, es válido recordarle que el progresivo desarrollo de la cultura democrática nacional  se extendió gracias a la acción educativa de los profesores.  Ud. no debe olvidar que el magisterio de Chile se constituyó en un baluarte en la lucha por el término de la dictadura militar, período en   que el poder imperante se ensañó con nuestro gremio y destruyó la Educación Pública. La cuna de la resistencia cultural y de la defensa de los derechos humanos fue el trabajo silencioso y paciente del magisterio, alrededor del cual se fue rearticulando el tejido social, comprendiendo en ello al sindicalismo.

Las descalificaciones provenientes de sus palabras, son inusuales e impropias de un dirigente sindical, heredero de la indiscutible calidad intelectual    y autoridad moral de Luis Emilio Recabarren, Clotario Blest y Tucapel Jiménez.

Ante la opinión pública y ante la justicia, Ud. tiene la obligación de responder por sus dichos calumniosos. La liviandad de sus acusaciones transparentan una estructura mental propia del fascismo y nos lleva a rememorar al pensador español Miguel de Unamuno quien, dirigiéndose a los fascistas invasores de la Universidad de Salamanca, les dijo: “Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta.  Pero no convenceréis. Porque para convencer, se requiere razón y fe en la lucha”.

Si sus palabras sólo provienen de falta de formación u olvido, le conviene tener en cuenta que las “porquerías” enseñadas por Voltaire, Rousseau y Montesquieu, permitieron que los pueblos fuesen haciéndose libres de las crueles monarquías. Francisco de Miranda, Simón Rodríguez, maestros formadores de Bolívar,San Martín y O'Higgins, entre otros, lucharon para que Ud. no naciese esclavo. Recuerde que las “porquerías” que le metieron en la cabeza en el Seminario de Santiago a un joven llamado Clotario Blest lo llevaron a estudiar Filosofía y en su madurez a  crear la Central Única de Trabajadores. Sin el accionar de Don Clotario, es dudoso que existiese la organización de los trabajadores de la que Ud. profita hace tanto tiempo.

De un dirigente sindical esperamos el cumplimiento de su trabajo; velar por el respeto y el cuidado de los trabajadores. Corresponde que en vez de proferir dichos insultantes, el Presidente de la CUT defienda, por ejemplo, a nuestra colega María Elena Melgarejo Valencia, Profesora de filosofía de Viña del Mar, que hace años sufre acoso laboral de la Dirección de su colegio y recientemente fue detenida por carabineros, recibiendo tratos vejatorios y humillantes mientras estuvo injustamente encarcelada.

Sr. Martínez, nunca olvide que los Profesores de Filosofía aportamos en el desarrollo de la reflexión, el diálogo razonado y con fundamentos, la conducta responsable basada en valores universales, de modo que abogamos siempre por la convivencia entre los seres humanos. Nunca olvide    que la educación constituye el alma de un pueblo y que la filosofía es el alma de la educación.

A pesar de la gente como usted, nuestro pueblo se ha vuelto más sabio y reflexivo. El ciudadano se ha reencontrado en el diálogo popular, revalorando la ética y la dignidad. ¡Hoy en día TODOS somos filósofos!  Sócrates escuchándolo a usted diría:

“Se irritan conmigo  y dicen que un Profesor de Filosofía es malvado y corrompe a los jóvenes. Cuando alguien le pregunta qué hace y qué enseña no pueden decir nada, pues lo ignoran; pero, para no dar la impresión de que están confusos, dicen lo que es usual contra todos los que filosofan: «a los cabros les llenan la cabeza de porquerías, y les enseñan que la manera de resolver las cosas es a peñascazos». Os han llenado los oídos calumniándome violentamente”

Sr. Martínez, tenemos presente que su condición de presidente de la CUT es de facto, ya que para ser candidato a diputado debió renunciar, fue reemplazado y tras su derrota no volvió a ser legítimamente repuesto en el cargo. ¿Qué dice la OIT al respecto? Sus forzadas disculpas no son suficientes. Volvemos a señalar que al carecer de la estatura moral para ostentar la presidencia de la CUT,      dada su falta de representatividad y en vista de la grosera ofensa infringida a sus socios del magisterio, usted debe renunciar a su cargo.


Mientras se desarrolla campaña de firmas, suscriben integrantes del Consejo Coordinador de la REPROFICH:

  • Augusto Astudillo Canobra
  • Omar Díaz Moreno
  • Miguel Jara Vera
  • Hervi Lara Bravo
  • María Elena Melgarejo Valencia
  • Silvia Pérez Araya
  • Carlos Ruiz Rodríguez
  • Merardo Sepúlveda Villablanca

Augusto Astudillo Canobra    Contactar con el autor de la petición

Firmar esta petición

Rellene el siguiente formulario para firmar esta petición creada por Augusto Astudillo Canobra. El autor de la petición verá toda la información proporcionada en este formulario.


O

Recibirá un mensaje de correo electrónico con un enlace para confirmar su firma. Para asegurarse de que recibe nuestros correos electrónicos, añada info@peticiones24.com a su libreta de direcciones o a la lista de remitentes seguros.

Publicidad de pago

Haremos difusión de esta petición a 3000 personas.

Facebook