La Uned somos todos. Participa por una universidad mejor!!

Para: Decanato Facultad de Psicología, Rectorado y Defensor del estudiante de la UNED  

Estimados señores,  

Somos un grupo de alumnos de la Uned y queremos dirigirnos a ustedes con la intención de trasladarles unas propuestas valoradas de forma colectiva entre los estudiantes de dicha universidad.

Nuestra intención no es entrar en conflicto con esta institución ni con los Equipos Docentes de las diferentes materias, pero consideramos que es importante que ustedes sean conscientes del descontento de gran parte de su alumnado con la metodología de la enseñanza y con las formas de evaluación de los conocimientos adquiridos.

A título personal, vamos a exponer las quejas que tenemos con el Grado en Psicología que es el que nos atañe.   Por medio del presente escrito, queremos hacerles llegar los motivos por los que los alumnos de su universidad nos sentimos descontentos, desprotegidos y bastante escépticos con los métodos de enseñanza y los criterios de evaluación, y la medida en que estos pueden ayudarnos a adquirir las capacidades que necesitamos para desarrollar nuestra profesión en un futuro.

Con esta iniciativa lo que pretendemos es abrir una vía para el diálogo entre la institución y los estudiantes y así encontrar el motivo que lleva a este descontento y poder buscar juntos las soluciones a los problemas a los que nos enfrentamos los alumnos que decidimos cursar nuestros estudios en su universidad. Esperamos que esta empresa sirva para poder mantener una colaboración estrecha y adquirir un compromiso común entre ambas partes.  

A continuación vamos a enumerar los motivos que llevan al alumnado a su descontento con el proceder de la universidad:  

1.      La falta de recursos disponibles para el estudio. El alumno no dispone de suficientes medios audiovisuales, tecnológicos u otro tipo de materiales para la correcta preparación de las asignaturas. Consideramos que los medios a los que se tiene acceso son escasos y en muchas ocasiones se encuentran obsoletos, son poco concisos y no aclaran las dudas que puedan surgir durante el estudio.  

2.      Los manuales de las diferentes asignaturas. En algunos casos los libros editados para la preparación de los exámenes están desorganizados e incompletos y se ha dado la situación de no encontrar en ellos las respuestas a algunas preguntas formuladas en los exámenes. En varias ocasiones, en los grupos de apoyo por redes sociales creados por los alumnos, no se ha podido encontrar en el material de estudio la respuesta a la cuestión planteada, y muchas veces los propios tutores de las asignaturas de los diferentes centros asociados tampoco han sido capaces de encontrarla. Se ha tenido que esperar a que las plantillas de corrección se hicieran públicas para salir de dudas. Esta situación se viene reclamando desde hace algún tiempo, y en general la respuesta obtenida por los Equipos Docentes es nula.  

3.      Los suspensos por escasas décimas. Se dan muchas situaciones en las que los alumnos son suspendidos en asignaturas por menos de 15 décimas, con notas como 4,85 o 4,90. Esto habitualmente suele darse en materias más complicadas y de difícil comprensión, sobre todo para prepararlas sin el soporte de una explicación adecuada o los materiales necesarios, o en los casos en los que los exámenes contenían preguntas de carácter ambiguo y con dificultad para contrastar sus respuestas en el manual. En el caso de las prácticas de evaluación continua (PEC) también se encuentran motivos de descontento. La puntuación a la que se puede aspirar con su realización no es equiparable al tiempo que se tiene que emplear en su desarrollo (están poco valoradas), y además, quedan vinculadas generalmente a una nota mínima en el examen. En algunas asignaturas, esa nota es de un 5 (aprobado) por lo que la realización de dicha actividad práctica no resulta útil para el apoyo de los resultados finales en la materia. En otras universidades estas actividades son más valoradas, pues es dónde realmente se aplican conocimientos. Si ese fuera el caso, y se calificaran más positivamente, esto favorecería al aprendizaje más profundo de las asignaturas y el esfuerzo del alumno se vería más reflejado en su nota.  

4.      Ampliación de matrícula. Los requisitos establecidos para la ampliación de las matrículas en el plazo que abre en febrero son demasiado exigentes, considerando el número de créditos necesarios en la matrícula ordinaria para acceder a esta ampliación excesivos. Esto afecta a los alumnos que no pueden ver satisfecha su premisa de conciliar vida laboral y familiar con la académica en la medida en que esto sería necesario. Se obtendría mucho más beneficio y rendimiento por parte de los estudiantes, si éstos pudieran ir adaptando su currículo académico en función de su éxito y sus posibilidades, evitando así los fracasos ocasionados por coger demasiados créditos al principio para tener abierta la opción de ampliar después en caso de que sea posible. Esta premisa solo beneficia a la universidad, en ningún caso al alumnado.  

5.      Los propios exámenes. Quizá este apartado sea el que más preocupación ocasiona a los alumnos. Se considera que en muchas situaciones los resultados no reflejan el esfuerzo, y mucho menos los conocimientos adquiridos, por los estudiantes. Esto queda reflejado en las altas tasas de suspensos de algunas asignaturas. ·        En los últimos 6 años se pueden encontrar porcentajes de suspenso tan altos como un 49% en Psicología del Aprendizaje, un 45% en Psicología del Pensamiento o un 43% en Psicobiología. ·        El curso 2015/ 2016 finalizó con un 45% de suspensos en Psicometría, un 42% en Psicobiología y casi un 40% en Psicología del Pensamiento y Psicología del Aprendizaje. ·

En los últimos cursos, Psicología del Pensamiento ha acumulado tasas de un 57% de alumnos que no han superado la asignatura y Psicología del Aprendizaje de hasta un 52%. Psicología de la Educación ha llegado a tener un 66% de suspensos.

Psicometría ha pasado de un 24% de suspensos en el año 2012 a un 45% en el año 2016. Psicología de las Diferencias Individuales pasó de un 20% en 2013 a un 31% en el año 2016.

Estos son solo algunos ejemplos de la ineficacia del método de evaluación, exámenes en los que suspenden más de la mitad de los alumnos que se presentan.

Los datos expuestos anteriormente han sido obtenidos en el Portal Estadístico de la web de la Uned, disponibles de forma pública para su verificación.

Del reciente curso 2016/ 2017 todavía no existen estadísticas, pero se han producidos suspensos de forma masiva en varias asignaturas. A los casos citados anteriormente se suman Psicopatología y Psicología del Desarrollo I, con fracasos estrepitosos y exámenes cuestionables.  

6.      Plantillas de verificación de los exámenes. Las plantillas de los exámenes tardan mucho tiempo en salir y en ocasiones contienen erratas. Esto es algo incomprensible porque se da por hecho que se hacen a la vez que los propios exámenes.  

 

Los alumnos que nos matriculamos en la Uned deseamos una Universidad donde adquirir unos conocimientos que supongan una preparación con garantía de calidad, y eso no es algo que ahora mismo se observe como una realidad. Por ello, el alumnado propone:  

1.      Que todas las aulas de los diferentes centros asociados dispongan de recursos para emitir las tutorías en directo, grabarlas y tenerlas disponibles para el uso del alumno en la plataforma de la que la universidad dispone para ello. La institución debería tener en cuenta las dificultades de muchos alumnos para asistir a las citadas tutorías en sus centros, por cuestiones de horarios o lejanía. Esta imposibilidad de asistir de forma presencial no debería impedir que los estudiantes siguieran las tutorías, pues están contempladas en la matrícula que todos pagan por igual. La Uned se ha caracterizado siempre por facilitar a sus alumnos la conciliación de la vida académica con la familiar y la laboral, y en algunas ocasiones esto no es una realidad. También se considera que se debería mejorar la plataforma por un formato con mejor accesibilidad, pues el actual no resulta nada práctico; está desorganizado y las grabaciones son de muy baja calidad. Otro aspecto a mejorar es la comunicación con el Equipo Docente. Los foros han quedado como un medio obsoleto que dificulta la fluidez, y deja muchos mensajes importantes si respuesta. Debería haber un medio disponible con el que tener una comunicación más directa y abierta con ellos, como en otras universidades en las que se ha demostrado que funciona muy bien.  

2.      En cuanto al tema de los manuales de las asignaturas, el alumnado propone que se vaya adaptando los temarios a formato PDF, lo que  resultaría más económico y más ecológico, colaboraríamos todos con la preservación del medio ambiente, y daríamos, como colectivo,  un buen ejemplo a seguir. Si se continuase con el formato en papel, sería importante revisar el precio de los libros, que en muchos casos resulta demasiado elevado e inaccesible.  

3.      El programa de estudios, los exámenes y los criterios de evaluación constituyen la parte más controvertida de nuestra propuesta, por ser lo que más problemas y más diversos está ocasionando. Se entiende que cada asignatura tiene su propia naturaleza y es complicado establecer un consenso para todas. También que la ley aprobada en los últimos años que contempla la penalización económica por repetición de matrícula, y el hecho de que no exista en España una normativa legal que establezca  un porcentaje máximo de suspensos (o mínimo de aprobados) a las universidades, complica aún más las cosas.   Por estos motivos se pide que se considere llevar a cabo revisiones en algunos programas de estudios y cambios en la confección de los exámenes y, sobre todo, en los criterios de evaluación, que garanticen transparencia y seguridad para los alumnos que invierten su tiempo, su esfuerzo y su dinero en la institución. Es necesario que se tenga la certeza de que no se utilicen los exámenes como herramienta de financiación, malestar que empieza a extenderse entre el alumnado de la Uned.   Por todo esto, consideramos que los cambios podían comenzar por tomar unas medidas que proponemos a continuación, para todas las asignaturas:  

3.1 Que se eliminen de los exámenes las preguntas con varias respuestas correctas.

3.2 Que se extreme la precaución al elaborar las preguntas para evitar ambigüedades en las mismas.  

3.3 Que se vigilen los errores y las erratas en las preguntas de exámenes. Este curso 2016/ 2017 se han dado situaciones con exámenes que tenían la respuesta correcta marcada en negrita. En consecuencia se ha tenido que anular la pregunta y se ha evaluado sobre 29 preguntas, siendo esto una desventaja para el alumno.  

3.4 Que las plantillas de corrección estén disponibles inmediatamente después de cada examen tipo test. Se entiende que éstas se hacen al mismo tiempo que los exámenes y no debería haber tanta demora en su publicación. Esto supondría una garantía para el alumno de que los resultados de su examen son los que el Equipo Docente esperaba cuando se confeccionó el mismo.  

3.5 Que las PEC se valoren de acuerdo al tiempo y el esfuerzo que requieren. Se considera adecuado un porcentaje de un 30% de la nota final de la asignatura, y que se sume sin tener que sacar una cifra mínima en el examen.  

3.6 Que se revise con garantías que el material de estudio realmente se ajusta a las 25 horas de dedicación por crédito que establece la ley, pues en muchos casos esas horas quedan insuficientes para la cantidad de temario.  

3.7 Que se elimine el número mínimo de créditos en la matrícula para poder acceder a la ampliación de la misma en el periodo establecido para ello.  

 

Queremos que nuestra universidad sea un referente a nivel nacional y una garantía de calidad y transparencia.

Nos preocupa especialmente la posición que ocupamos en informes recientes de entidades como el BBV, donde hemos quedado en el segundo puesto menos valorado, situación que desacredita a la institución y su calidad de enseñanza.

También es preocupante que el porcentaje de suspensos en muchas asignaturas supere el 25%, llegando hasta más del 45% en ocasiones. Consideramos que eso debe cambiar en pro de nuestra inversión y por el bien de la reputación de la universidad, sus equipos docentes y sus estudiantes.

Queremos sentir que nuestra elección de estudiar en la Uned es la correcta y que nuestro título universitario está valorado como merece, por el esfuerzo que supone la educación a distancia. Todos asumimos ese reto, pero pensamos que se ha llegado a un punto donde ciertos ajustes pasan a ser necesarios.  

Los alumnos nos comprometemos a trabajar junto a la institución para mejorar, pero este esfuerzo debe ser recíproco.  

Nos ponemos a su disposición en espera de una respuesta, y poder comenzar aquí un camino juntos que haga de esta casa un sitio al que sentirse orgulloso de pertenecer.  

Un cordial saludo,      


Grupo Alumnos Psicología Uned Propuesta de mejoras    Contactar con el autor de la petición


O

El autor de la petición verá toda la información proporcionada en este formulario.
Facebook