Postulación Clacso

APOYAMOS LA CANDIDATURA DE KARINA BATTHYANY A LA SECRETARÍA EJECUTIVA DE CLACSO  

CLACSO enfrenta un momento de grandes desafíos en el que seguramente deberá generar cambios importantes para dar la mejor respuesta a las exigencias de los nuevos contextos. Nuestra institución cumple 50 años en un marco de amplio crecimiento y expansión regional e internacional. Se ha ido convirtiendo en una red de referencia mundial en el campo de las ciencias sociales y de las humanidades.

Miles de investigadoras e investigadores, en las más de 600 instituciones asociadas en 47 países, alumnos y alumnas de más de 700 programas de posgrado, así como un amplio y diversificado conglomerado de foros y articulaciones de movilización ciudadana, participan cotidianamente de CLACSO que se ha transformado en una de las más activas red de redes científicas en América Latina, el Caribe y el mundo.  

Todo crecimiento y diversificación de acciones institucionales de esta magnitud nos debe alentar y reconfortar, sin ignorar que también plantea enormes retos para el futuro. CLACSO comienza un período en el que será fundamental repensar sus funciones, así como actualizar y redefinir sus espacios de intervención. Todo ello a partir de una consolidación de su base académica, que debe ser el soporte genuino de la comprensión de la complejidad actual de la región y para realizar una contribución más valiosa a un desarrollo más sólido, democrático y justo de nuestras sociedades.

Este reforzamiento de nuestra identidad académica y científica supone la consolidación de lo que hemos conquistado colectivamente, pero nos interpela a pensar cuál debe ser nuestra arquitectura institucional y nuestros principales objetivos en el período que se inicia, después de medio siglo de una historia viva, no exenta de debates y de visiones plurales dentro de nuestra institución.  

No debemos negar u opacar nuestra diversidad de opiniones y perspectivas de análisis frente a este momento difícil que atraviesan América Latina y el Caribe. No constituimos una institución de homogeneidades dogmáticas y nuestra visión del pensamiento crítico y de las ciencias sociales alienta el debate y la incorporación de todas las visiones. Es desde esa asunción de nuestra pertenencia a un colectivo vivo, discutidor y plural que podremos administrar el crecimiento institucional con una mayor cohesión organizativa, que articule un rumbo académico hospitalario para todos y todas, que suponga una mayor firmeza en la conducción, sustentada  en una sana descentralización de responsabilidades y habilitaciones, tanto a nivel de las regiones como en la perspectiva de un equipo competente y abierto a sensibilidades diversas que acompañe a la Secretaría General.  

Pensar y construir una red de redes más sólida, activa, independiente, plural, abierta, diversa, que dialogue con otros ámbitos del quehacer científico, académicamente rigurosa y de excelencia, es el camino para afirmar desde allí un renovado compromiso con la defensa de la democracia, de los derechos humanos, de la independencia en las formas de inserción internacional y de las luchas por la justicia social en América Latina y el mundo. Ese es el desafío que debemos asumir con decisión y creatividad, dada la compleja coyuntura que vivimos en una región que continúa siendo el territorio más desigual y violento del planeta y que aborda procesos contradictorios ante los que se requiere una voz crítica e independiente de los gobiernos de turno, sean del signo que sean.  

Durante 50 años CLACSO, desde conducciones diversas y ante coyunturas muy distintas,  ha contribuido significativamente a democratizar el acceso al conocimiento y a la producción científica en el campo de las ciencias sociales y las humanidades críticas. Del mismo modo, ha contribuido a construir sentidos del bien común, de la igualdad y de la diversidad, bases de la soberanía popular sobre la que es necesario edificar una sociedad justa. Ese pasado institucional configura una tradición viva y discutida, que en su vocación plural (inherente a todo desarrollo científico) debe estar a la altura de las exigencias de un mundo que muta a ritmo de vértigo. Se trata de un legado que hoy, más que nunca, necesitamos consolidar, pero también actualizar y transformar, a la luz de nuestras nuevas configuraciones y desarrollos institucionales, así como de los retos especialmente difíciles que la nueva coyuntura regional nos impone.   Se trata de avanzar en una tarea colectiva, abierta y liderada por personas capaces de llevarla a cabo en nuestras instancias de gestión institucional, con capacidad de compartir tareas, de gobernar con y para los centros afiliados, con vocación articuladora de regiones y de espacios de investigación disímiles.  

En este sentido, quienes firmamos esta carta, consideramos que debemos comprometernos en el impulso de una candidatura a la secretaría ejecutiva del Consejo que pueda asumir con solvencia académica, profesional y ética este cúmulo de desafíos que deberemos encarar institucionalmente. El 17 y 18 de noviembre de 2018 se llevará a cabo en Buenos Aires nuestra 26º Asamblea General, momento en el que se renovarán gran parte de las autoridades del Consejo. Creemos que será la oportunidad propicia para ofrecer nuestro voto de confianza y compromiso a una candidatura cuyos antecedentes personales nos garantice avanzar de forma democrática, plural y participativa en este doble desafío de consolidarnos y, al mismo tiempo, de repensar nuestra estructura, nuestras funciones y el alcance que pretendemos darle a nuestro trabajo como principal red global de instituciones académicas en el campo de las ciencias sociales y de las humanidades.  

Por este motivo, un amplio grupo de investigadores e investigadoras partícipes del quehacer de CLACSO, durante los últimos meses iniciamos diferentes consultas de intercambios, compartiendo ideas, escuchando propuestas y analizando opciones que contribuyan a llegar a Buenos Aires con una candidatura a la secretaría ejecutiva construida colectivamente y que exprese de manera clara la capacidad de liderar con estos valores los nuevos retos que enfrentará CLACSO en los próximos años.   Quienes firmamos esta carta, creemos que la persona que reúne estas cualidades es la Dra. Karina Batthyány, profesora titular de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de La República del Uruguay.  

Karina es una destacada socióloga uruguaya, con doctorado en la Universidad de Versailles, Francia, donde defendió la tesis: "Trabajo y cuidado infantil. Una mirada desde el género y la ciudadanía social". Su producción académica y su actividad profesional la han transformado en una de las más reconocidas especialistas latinoamericanas en la temática del cuidado. Feminista y con una amplia trayectoria en movimientos y organizaciones de mujeres, Karina coordina actualmente una amplia investigación sobre "Las bases invisibles del bienestar social: género, trabajo no remunerado y cuidados en los hogares".  

Además de su vasta producción intelectual, que incluye numerosos artículos en revistas nacionales e internacionales, más de 20 libros como autora o compiladora y 40 capítulos de libros publicados, Karina ha desempeñado diversos cargos de gestión que le brindan un especial sustento profesional para el desempeño al frente de la secretaría ejecutiva de CLACSO. Ha sido consultora y oficial de programa del Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA; experta regional y coordinadora de proyectos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD; consultora y coordinadora de proyectos del International Development Research Center, de Canadá; también, consultora regional de la Comisión Económica para América Latina de Naciones Unidas, CEPAL.  

Además, ha coordinado proyectos con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto de la Presidencia de la República, Uruguay, con la Agencia Nacional de Investigación e Innovación de su país; y ha desempeñado diversos cargos de gestión y dirección en la Universidad de la República. También ha sido coordinadora de la línea de investigación de equidad de género en el Instituto del Tercer Mundo y coordinadora de investigaciones de la red internacional de organizaciones ciudadanas, Social Watch. Fue coordinadora del Grupo de Trabajo de Género y Feminismos de la Asociación Latinoamericana de Sociología, ALAS, e integra  en la actualidad otras redes y asociaciones internacionales vinculadas a sus líneas de trabajo (International Leave Network, Transforming Care Network, ALAST, entre otras).  

Actualmente, es miembro del Comité Directivo de CLACSO, en representación de Uruguay y Argentina. Su experiencia académica y, particularmente, su amplia trayectoria de gestión nacional e internacional, y sus cualidades de inteligencia emocional, hacen de Karina Batthyány una persona de gran valor para liderar no sólo el amplio debate institucional acerca de la nueva arquitectura institucional de CLACSO, sino también, constituyen un aporte fundamental para dar seguimiento y ampliar los procesos de sustentabilidad financiera del Consejo. Su experiencia de fundraising y su liderazgo en la coordinación y gestión de grandes equipos, la vuelven un aporte fundamental para enfrentar de manera idónea los complejos desafíos institucionales que enfrentaremos.  

Por estos motivos, quienes firmamos esta carta, queremos proponer a la Dra. Karina Batthyány como candidata a la secretaría ejecutiva de CLACSO. Lo hacemos con plena conciencia de que realizará un valioso aporte a la gestión de nuestro Consejo, de manera equilibrada, ponderada, respetuosa, abierta y plural. Nos comprometemos con su candidatura y llamamos a apoyarla de manera entusiasta, reafirmando su calidad académica, su independencia de criterios, sus capacidades de liderazgo, su vocación de construcción de equipos y colectivos plurales. Lo hacemos desde la convicción que su persona ofrecerá una contribución consistente para que CLACSO pueda renovarse desde su rica tradición, de modo de consolidar una red académica del siglo XXI que ayude a pensar mejor, a soñar mejor con una América Latina más integrada, más justa y más democrática.    

Facebook